Desde la construcción de muros contra eventuales solicitantes de asilo hasta el ascenso de partidos de extrema derecha, pasando por el recorte de los derechos sociales de los extranjeros, las restricciones en el acceso a la nacionalidad y la prohibición selectiva de prácticas minoritarias, la institucionalización del racismo está socavando los principios fundamentales de la convivencia en las sociedades europeas. Cumpliendo con su misión de evaluación y crítica jurídico-política, el equipo del proyecto MULTIHURI organiza el II Ciclo de seminarios sobre racismo, multidiscriminación y derechos humanos, que se extenderá hasta la primavera de 2017. Cada mes, varios expertos procedentes del ámbito académico y de la sociedad civil se reúnen en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Valencia para identificar los retos relacionados con las discriminaciones racistas y proponer vías para abordarlos de forma efectiva y justa. Todas las sesiones están abiertas al público y vienen seguidas de un debate con los asistentes.

El 23 de enero, Mario Ruiz Sanz (Universitat Rovira i Virgili) y Encarnación La Spina (Universidad de Deusto) sostendrán que el reconocimiento de la diferencia en contextos multiculturales comporta la superación de cualquier idea de homogeneización cultural, de dominación, de negación o de superioridad de una cultura en relación a otra. Actualmente, las sociedades democráticas europeas afrontan un doble reto en el reconocimiento de la diversidad y la gestión de la convivencia. Por un lado, deben encontrar fórmulas para apoyar y promover la diferenciación, entendida como diversidad cultural, pluralismo de valores y autonomía de los sujetos. Y por otro lado, están llamadas a redinamizar la igualdad entendida como inclusión de los excluidos y reconocimiento de los otros.

En el caso de los derechos sociales, la promoción de un proyecto multicultural exige garantizar una mejor distribución de recursos materiales, un acceso más igualitario no solo para minorías étnicas o religiosas sino también para otros grupos definidos por su posición socioeconómica, identidad cultural, edad, género o proveniencia territorial. Todo ello sin perjuicio de una presencia más equitativa de los múltiples actores en la negociación pública, y una apertura al pluralismo cultural. Las implicaciones jurídico-políticas incluyen políticas activas contra la discriminación, que deben complementarse con políticas sociales focalizadas hacia aquellos grupos que se encuentran más discriminados y, por lo tanto, en condiciones más desventajosas para afirmar su identidad, satisfacer sus necesidades básicas y desarrollar capacidades para ejercer su libertad religiosa. En definitiva, una respuesta adecuada abarcaría la garantía de derechos sociales como la educación, la alimentación, el trabajo, la asistencia social y la vivienda, pero también derechos de participación en la vida pública, de respeto a las prácticas culturales no predominantes y de interlocución en el diálogo público.

La reafirmación de la diversidad cultural implica que los Estados reconozcan especialmente los derechos sociales de estos grupos, los incorporen a la legislación (incluso respetando sus sistemas autónomos de justicia y propiedad) y provean los medios necesarios para su ejercicio real. A tal propósito,  Encarnación La Spina analizará como ejemplo paradigmático de las tensiones existentes entre multiculturalidad y derechos sociales el acceso a alimentos adaptados a las creencias religiosas o culturales de determinados grupos. A diferencia del burka o niqab o la ubicación de lugares de culto y cementerios, las cuestiones alimentarias no han generado tanto debate mediático pese a su incidencia en las formas de reconocimiento de la diversidad y la convivencia. Así pues, en esta presentación se analizará el marco jurídico y los mecanismos de adaptación de la alimentación por motivos culturales en diferentes establecimientos públicos, prestando especial atención al caso del Islam en España y en Europa. También se explorarán los conflictos culturales en torno a la alimentación adecuada así como las soluciones implementadas o improvisadas a día de hoy en diferentes sociedades europeas.

A continuación, Mario Ruiz intentará justificar la utilización del multiculturalismo dentro de un contexto o una teoría fuerte de los derechos sociales, en la que no se establezca una diferenciación previa ni apriorística, ni siquiera a un nivel explicativo o pedagógico, entre derechos políticos y civiles y otros derechos económicos, sociales y culturales, o mucho menos con los llamados “derechos de tercera o cuarta generación” u otras expresiones más confusas o de escaso rigor como es la de “derechos emergentes”. Al mismo tiempo, pondrá de relieve que el multiculturalismo es un hecho pero también una aspiración global orientada a conseguir sociedades realmente democráticas de soberanías múltiples a través de la utilización de medios y estructuras que contemplen la existencia de colectivos que puedan o permitan desarrollar sus propias normas y pautas articuladas a través de un derecho autónomo y propio dentro de los límites de una organización territorial legítima, y por tanto, que faciliten una convivencia responsable. 

Mario Ruiz Sanz es profesor titular de Filosofía Jurídica y Política en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona y autor de diversos trabajos académicos sobre temas relacionados con la metodología, epistemología y argumentación jurídica. Pertenece a varios grupos de investigación y ha participado y dirigido proyectos a nivel estatal y autonómico relacionados con la ciudadanía y el territorio. Ha impartido docencia y cursos de doctorado y máster en varias universidades. También ha desarrollado diferentes cargos de gestión universitaria, incluyendo los de vicedecano de ordenación académica, delegado del rector para la política docente y director del departamento de Derecho Público. Actualmente es secretario general de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona.

Encarnación La Spina es investigadora postdoctoral del Instituto de Derechos Humanos Pedro Arrupe de la Universidad de Deusto. Doctora europea en Derecho y máster en Derechos humanos, Democracia y Justicia internacional de la Universidad de Valencia. Diploma de Inmigración, Integración y Derechos del Instituto de Derechos Humanos y Diploma de especialización en Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Universidad de Verano Henry Dunant de Ginebra. Ha participado como investigadora en el proyecto Consolider Ingenio “El tiempo de los derechos”. Entre sus publicaciones, cabe destacar Familias transnacionales, sociedades multiculturales e integración: España, Italia y Portugal en perspectiva comparada (Dykinson, 2011) y la coautoría de Limitando derechos: la reagrupación y el asilo por violencia de género (Cuadernos de la Cátedra de Democracia y Derechos Humanos, 2012) así como varios artículos en Derechos y Libertades, Diritto Immigrazione e Cittadinanza, Revue Européenne des Migracions Internacionales, Migraciones, y otras revistas especializadas. Ha realizado investigaciones sobre derecho migratorio comparado, diversidad, políticas de integración y derechos humanos en centros de París, Milán, Ginebra, Coimbra, Filadelfia y Aix-en-Provence.

Adjuntamos el cartel con toda la información sobre este seminario y los siguientes.

 

Cartel II ciclo diversidad convivencia derechos

0
0
0
s2sdefault
FaLang translation system by Faboba